martes, 22 de septiembre de 2009

El Amor: En Núcleo del Evangelio mismo...

Saludos y bendiciones en El Amado Rey de Gloria, Nuestro Señor Jesucristo:


bible heart small Pictures, Images and Photos



En ésta entrada, la cual espero en Dios sea breve, me gustaría compartir algo de lo cual, por la Gracia del Señor hemos estado aprendiendo con resppecto a éste atributo Tan Grande en La Palabra, de la cual, dice Pablo en 1 Corintios 13 que es el más importante de entre la Fe, la Esperanza y el amor.



El amor, es un atributo de Dios, lo sabemos por lo dicho en 1 Juan 4:8, es una de las declaraciones más hermosas que encontramos en la Palabra, la cual desccribe el coraźon de Dios de una manera tan clara que nos abre abundantemente nuestro entendimiento y despierta nuestros sentidos a la Gracia rendetora del Señor Jesús (Bendito es por Siempre).


Pero es importante ver un poco más allá de lo que vemos normalmente en la Palabra, esto es, en castellano. Y sin ánimos de parecer alguien “estudioso” o algo así (porque la verdad es que no poseo algún título en teología ni conocimiento basto de éstas áreas), les comparto un poco de lo que por la Gracia del Señor he tenido oportunidad de leer en el Libro “Palabras Griegas del Nuevo Testamento. Su Uso y su significaado” de William Barclay. Libro que nos describe, como su título lo dice, algunas palabras de las más sobresalientes del Libro del Pacto renovado, el contexto en el cual se utilizan, y el significado que tienen en La Palabra, ya que no todas las palabras tienen el mismo significado, sino que dependiendo del contexto, las palabras y el tiempo en el cual se use la palabra, su sentido cambiará.



En fin, empecemos:



En griego, existen 4 formas de describir el amor, el cual cada forma tiene su verbo y su sustantivo.


eros” y “eran”, “storge” y “stergein”, “philía” y “philein” y al final “agape” y “agapan”.


Cada una tiene su uso particular dependiendo de la situación, entre otras cosas.



Las palabras eros y eran se usaban para denotar el amor entre ambos sexos. Conforme pasó el tiempo, se usó para denotar simplemente a la forma más “vulgar” del amor. El amor Cristiano iba más allá que ésto.



Con respecto a storge y stergein se refieren a afectos familiares. Algo como lo que siente un padre por un hijo, por amigos, lo que siente un pueblo por su gobernante, etc. La Reina Valera 1908 lo traduce como amor fraternal.



Las palabras griegas más comunes eran philia y philein, que tiene un halo de cálido atractivo. Se habla en éstas palabras de reconocimiento, puede ser entre afecto entre amigos hasta el expresado entre esposos. Desde el afecto físico hasta aún más. Podemos ver un ejemplo en Mateo 10:37, Juan 20:2.



Pero en el Nuevo Testamento se utilizaron las palabras agape y agapan. Este estas palabras son las que tienen un uso más extenso, puede ser desde un saludo afectuoso, el amor por piedras preciosas, o como expresión de felicidad. La verdad es que éstas son las palabras que se usan en el Nuevo Testamento para denotar el amor cristiano. Otras palabras son usadas, como lo vimos antes, pero en comparación con la palabra agape , son muy pocas veces las que aprecen otras palabras como philein. El verbo agapan aparece casi ciento veinte veces. Cito el libro de William Barclay en la página 17 hablando de la Palabra Griega agape y agapan:



“Evidentemente, las otras palabras habían adquirido ciertos matices que las hacían inadecuadas. Eros se asociaba definitivamente con el lado más vulgar del amor; tenía que ver mucho más con la pasión que con el amor. Storge estaba muy vinculada al afecto familiar, pero nunca tuvo en sí la amplitud que la concepción del amor cristiano exige.


Philia era una palabra agradable, pero fundamentalmente denotaba calidez, intimidad y afecto. Podía usarse adecuadamente tan sólo respecto de nuestros allegados más amados, y el cristianismo necesitaba una palabra que incluyera mucho más. El pensamiento cristiano se fijó en agape porque era la única palabra capaz de abarcar el contenido necesario; porque agape demanda el concurso del hombre como un todo.”




La grande verdad es que, en griego, así como en otros idiomas, las palabras tienen cierto peso, y no es de sorprenderse, en cierto modo, que para un libro tan glorioso como es la Palabra de Dios, se tuviese cuidado con el peso que se le daba a las palabras. A pesar de que El Señor Jesús no predicó en griego, Pablo llegó a hacerlo, y debían de tener cuidado de cómo usaban las palabras, debían usar las expresiones correctas para así poder transmitir la idea que se necesitaba. Viendo entonces 4 opciones para usar la palabra amor, tomamos la mejor de todas, la que abarque más. Y esto es porque el amor del cristiano no es cualquier cosa. Cito de nuevo de la misma página al hermano William Barclay:



El amor cristiano no alcanza únicamente a nuestros parientes, a nuestros amigos más íntimos, y en general, a todos los que nos ama; el amor cristiano se extiende hasta el prójimo, sea amigo o enemigo, y hasta el mundo entero.


Por otra parte, todas la palabras ordinarias que significan amor expresan una emoción. Son apalabras que se refieren al corazón y que ponen de manifiesto una experiencia que nos toma de improviso, sin buscarla, casi inevitablemnete. No podemos impedir amar a nuestros parientes (la sangre tira) y a nuestros amigos. El enamorarse no es ninguna proeza; es algo que nos sucede y que no podemos evitar. No hay ninguna virtud particular ene l hecho de enamorarse, pues, para ello, poco o nada consciente tenemos que hacer. Simplemente, sucede. Pero agape implica mucho más. Agape tiene que ver con la mente. No es una mera emoción que se desata espontáneamente en nuestros corazones, sino un principio por el cual vivimos deliberadamente. Es una conquista, una victoria, una proeza. Nadie amó jamás a sus enemigos; pero al llegar a hacerlo es una auténtica conquista de todas nuestras inclinaciones naturales y emocionales.





Ciertamente, el amor que Cristo nos ha brindado es un amor especial. El cual debemos de tener siempre en consideración en nuestras vidas, ya que desde un principio no éramos merecedores de éste amor, sino que nos fue dado por Gracia del Señor. Debemos procurar siempre hacer el bien a los demás, sin importar la condición de las personas, y la razón de ésto, está explicada en Mateo 5:43-48, donde El Señor Jesús, quien conoce El Corazón del Padre y vino a transmitirlo a la humanidad nos dice “para que seás como vuestro Padre” Él deja salir el Sol sobre justos y sobre injustos, procura el bien de las personas y las bendice. Entonces, vemos que al Amar a las personas, procurar su bien, sin importar quień sea, qué nos haya hecho, cómo nos vea o si nos ame o nos odie, nos hará parecer cada vez más a nuestro Padre que está en el cielo. De ésta manera pues, nuestro corazón tendrá una semejanza mayor al de Aquél que lo creó y estaremos pasando a una Gloria Mayor, por la Gracia del Espíritu Santo. Pero éstos sólo se puede llevar a cabo cuando una persona ha sido transformada por el poder SOBRENATURAL del Espíritu Santo, ya que éste amor, sólo es conocido por aquellos que son conocidos por Dios, y no por las personas que no conocen el amor que sobrepasa el entendimiento del hombre, pues inclusive para las personas del mundo el amar a los enemigos no tiene sentido y es algo que es locura. Mas nosotros, no somos del mundo, sino que somos pueblo adquirido con patria celestial, y amando a todos, estamos honrando a nuestra Patria y a nuestro Señor, quien bendice con Su Gracia al mundo, por más pecador que éste sea.



Que nuestro corazón se parezca más al Del Señor y que ahora siempre que digamos la palabra amor, o que veamos a un “enemigo nuestro” o veamos en la Palabra de Dios la Palabra amor, hagamos memoria del peso que éste implica y que El Señor nos pide que hagamos así con todos. Que mantengamos en nuestro corazón para con nuestros enemigos, el sentir de darles siempre una bendición, de procurar el bien para ellos, así como Nuestro Padre lo hace, pues ¿quién somos nosotros para negarle a alguien algo que El Padre no le niega?. Que cada día seamos más como Él y vayamos creciendo en el conocimiento de Su Gracia y de Su Corazón.



Les amo en Cristo.


Que la Gracia, el Amor y la misericordia del Señor Jesucristo, Yeshua HaMashiaj esté con ustedes.



Cristo Viene! Si, Ven Señor Jesús!


Mashiaj Bo! Ken, Bo Adon Yeshua!

2 comentarios:

דניאל - Daniel dijo...

Perdon por el Off-Topic
No se bien como llamar a esta idea. Por favor, si puedes, pasa por aquí
http://elojoprotestante.blogspot.com/2009/09/blog-biblico.html
Es para ti y otros bloggers que día a día ponen su esfuerzo en sostener la llama del Verdad encendida
Shalom hermano!

Hno. Huerta dijo...

Hermanazo AMADISIMO!!! Cuanto tiempo sin saber de ti. Me alegra el corazon ver un comentario tuyo, jajajaja. Sabes? En un principio crei que lo de "no se como llamar a estar idea" te referias al post. Dje para mi mismo "Santo Dios, ya ecribi una burrada!" jejeje.
Ahora leo lo que escribiste y te digo mi opinion. Saludos amado hermano/. Se te extranya. Shalom Leja Aji!

Bienvenidos.

En éste blog se presentarán temas seleccionados para gente Cristiana, mas no indica que otras no puedan leerlo, claro. Procurando escribir y decir todo a la Luz de la Palabra de Dios, nuestra Máxima Guía.

Gracia y paz a vosotros.